Hoi Ging
Darle Vida a los Leones

"HOI GONG"
(APERTURA DEL OJO)
CEREMONIA

"LA CEREMONIA DE HOI GONG" (APERTURA DEL OJO) La mayoría de los practicantes del Kung-Fu realizan solamente la danza china del león, pero que hay de la ceremonia y las tradiciones. Mientras que en nuestras creencias occidentales a los católicos nos bautizan en una manera de la vida espiritual, los leones chinos del sur se bendicen tradicionalmente con un ritual Taoísta llamado Hoi Gong. La ceremonia de Hoi Gong significa el nacimiento de los leones en este mundo. Un león nuevo no puede ser bailado sin haberse realizado la ceremonia de Hoi Gong. Al inicio de la ceremonia, los nuevos leones se presentan con sus ojos y boca en una posición cerrada. En este tiempo, el sacerdote o maestro rogará a los cielos para que los dioses abran las puertas de modo que el espíritu del león pueda descender para conectarse a la tierra y para introducirse en los cuerpos de los leones.


Los trajes del león son purificados rociándoles agua usando la hoja de Toronjo.


Después, la sangre de un gallo vivo se utiliza como símbolo de sacrificio para marcar el ojo protector (espejo en la frente del león). Con este protector, los espíritus malvados considerarán sus acciones y serán asustados lejos.


(+ Maestro Rosaio Chong, dándole vida a los leones)

Después de que el espíritu se haya incorporado en el cuerpo del león, se abren los ojos y la boca. Las luces pequeñas dentro de los ojos del león se encienden, estas representan la presencia del espíritu religioso. La pintura roja (cinabrio o polvo de perla), se utiliza para puntear los ojos del león de modo que el espíritu pueda prever lo bueno y lo malo.

Después de que se bendiga y se despierte al león, una cinta roja se ata alrededor del cuerno del león como símbolo del valor y del honor. La cinta es un recordatorio para que el león haga solamente buenas cosas. La leyenda cuenta que el león fue cogido una vez en una tentación malvada y los dioses lo castigaron cortando su cabeza y matándolo. Sin embargo, la diosa de la misericordia sentía que el león había aprendido su lección y había atado a la parte posterior de la cabeza el cuerpo con una cinta roja. Por lo tanto, cuando el león despierta y paga respectos a los dioses, será honrado al atar una cinta roja alrededor de su cuerno.

Ahora sí, el león esta listo para despertar y salir de su guarida.